Logo:Sivananda Yoga Europe

Nuestros Maestros >>

La manera yóguica de empezar el día

El desayuno, más que cualquier otra comida, nos recuerda la función esencial de la comida: recargar de energía nuestro cuerpo. Cuando la mayoría de nosotros piensa en el desayuno, tan sólo algunos alimentos vienen a nuestra mente. Pero aquí te ofrecemos algunas opciones saludables (encontrarás más en El libro de Yoga y Cocina. Del mismo modo que ocurre con todas las comidas, un buen desayuno debería ser equilibrado, conbinando las diferentes categorías de alimentos. Los cereales integrales proveen de una rica fuente de carbohidratos complejos. La fruta satisface la necesidad de dulce. Proteina en forma de legumbres o tofu ayuda a incrementar nuestra tasa de metabolismo basal, proporcionando una sensación de energía y bienestar.

Ensalada de manzana e higos

Para 6 personas

6 higos (frescos o secos)
2 manzanas y 2 plátanos cortados en rodajas
200 g de nueces picadas
2 cucharadas de coco natural rallado
1 cucharada de zumo de limón
4 cucharadas de miel
125 ml de yogur o nata

Si se utilizan higos secos, dejarlos en remojo en agua fría durante 1 ó 2 horas y escurrirlos. Cortar los higos secos o frescos en cuartos. Mezclar las frutas con las nueces, el coco, el zumo de limón y la miel. Servirlo cubierto de yogur o nata. 

Granola

Hay muchas recetas de granola. Ésta no contiene aceite añadido, pero incluye una magnífica colección de cereales, nueces y semillas: ¡un verdadero tesoro de aceites, minerales y vitaminas naturales! En nuestro ashram de yoga de la isla Paraíso, en las Bahamas, recogemos cocos de los árboles. Los abrimos, desmenuzamos la pulpa y tostamos 50 g con una mezcla de cereales. Se puede utilizar como variante coco secado. Si añades coco, puedes reducir la cantidad de edulcorante líquido. La receta se puede simplificar aumentando las cantidades de algunos ingredientes si te faltan otros. La granola se conserva durante varias semanas en un frasco hermético, en un lugar fresco (que no sea el frigorífico). Para servir sólo hay que añadirle leche, yogur o leche de soja.

Para 12-16 personas:

175 ml de jarabe de arce
100 g de avellanas, almendras u otro fruto seco
125 ml de agua caliente
75 g de pipas de girasol
½ cucharadita de esencia de vainilla
50 g de semillas de sésamo
300 g de copos de avena
75 g de pasas
150 g de copos de centeno, mijo o trigo
50 g de dátiles picados u otra fruta
50 g de germen de trigo o salvado deshidratado (opcional)

  1. Precalentar el horno a 120 ºC (posición h). Mezclar el jarabe de arce con el agua y la vainilla.
  2. Poner los cereales, los frutos secos y las semillas en un cuenco grande. Añadir la mezcla de jarabe de arce y remover bien. Poner la mezcla en una fuente ligeramente untada con aceite y hornear durante 1 hora, removiendo tres o cuatro veces para evitar que se queme. La granola está lista cuando se vea levemente dorada.
  3. Mezclar la granola con la fruta desecada mientras esté aún caliente, desmenuzando los pedazos grandes. Dejarla enfriar y guardarla en frascos herméticos.

<- Vuelta a nuestras recetas favoritas

Press Ctrl-D to bookmark this page
facebook googleplus